Buenos días y muy buen inicio de semana. En este capítulo del podcast de multinivel revisamos ya un tercer filtro para prospectar. Me refiero a la presentación de tu oportunidad de negocio. Y digo que es un filtro porque no es como tal vez estás acostumbrado a hacerla. Sigue leyendo.


Vimos hace unos episodios cómo hacer tu lista, luego vimos cómo debes hacer la llamada, y ahora, asumiendo que hiciste todo lo que tenías que hacer y filtraste, te vas a reunir con tu prospecto. No te reúnas con nadie si no hiciste los dos pasos anteriores, es decir, sin decirle para qué te vas a reunir con el (ella) y sin haberle enviado un material previo para ver si realmente está interesado en tu negocio.

Al momento de reunirte con tu prospecto debes tomar en cuanta algunos puntos.

Tu le estás haciendo un favor al mostrarle tu oportunidad. Recuerda que enviaste información previa y la persona SI está interesada (por algo accedió a reunirse contigo). Dicho esto, tu NO estás presentándole tu oportunidad para ver qué le parece a él. Tu vas a entrevistarlo primero para ver si él califica para lo que estás buscando. Vas a ver si cumple el perfil para que sea tu socio. Recuerda esto: Él es el interesado porque vio un material que le enviaste.

Pero esta no es una entrevista de trabajo típica. No debes confrontar ni  tratar de ver en dónde falla tu prospecto. Tu actitud debe ser amena, buena onda. Tu expresión facial debe mostrar eso a través de tu mirada. Tus cejas deben levantarse de vez en cuando. haz la prueba y verás.

Una vez que te reuniste con el y con tu patrocinador (en e caso de que aun no te atrevas a presentar tu oportunidad tu solo) debes decirle lo siguiente.

“Mira, estamos aquí porque te interesó lo que viste. ya previamente te envié un material para que lo vieras, y como te interesó lo que viste, vamos a ver en esta reunión si estás dentro del perfil de lo que estamos buscando para nuestra organización. Te voy a hacer algunas preguntas para ver conocerte un poco más en esto de los negocios. No hay respuestas buenas ni malas, sino que, solamente es para ver si estamos en la misma línea “. Recuerda levantar tus cejas y tu actitud amena. NO confrontes a tu prospecto ni le hagas sentir incómodo.

Ahora vamos con las preguntas.

1.- ¿Porqué estás buscando hacer un negocio propio? Aquí puedes ver su nivel de emprendimiento.

2.- ¿Qué esperas conseguir con esto? Aquí vas a conocer el porqué de querer hacer un negocio. Déjalo hablar.

3.- ¿Qué tipo de ingresos esperas tener con un negocio propio? Acá no hay respuestas buenas ni malas, ayúdale con eso. UN aproximado para ayudarle pueden ser mil dólares (por darte un ejemplo)

4.- ¿Cuánto dinero crees que tendrías que invertir para ganar esa cantidad de dinero (la cantidad que te dijo que quería ganar)? Esta pregunta es para que lo aterrices en esto y veas si es congruente con lo que dice. Por lo general en un negocio convencional para ganar una cantidad de dinero debes invertir el doble. Entonces si te dijo que quería ganar $1.000 al mes, eso en un año son $12.000. Dicho esto, para ganar $12.000 al año debería invertir $24.000. Hablamos de dólares. Talvés se asuste al escuchar esa cifra, pero luego tu se la bajas con la cantidad que realmente debe invertir en tu compañía (que por lo general debería ser entre $300 y $1500).

5.-¿Cuántas horas puedes invertir a la semana para ganar esa cantidad de dinero?. Acá defines si esa persona califica o no para tu equipo. Debes decirle que para que este negocio funcione debe trabajar mínimo 2 a 3 horas diarias. menos de eso no va a funcionar. Lo ideal es de 15 horas o mas a la semana. menos de eso no vale la pena.  Y debes ser claro y honesto. Pues si esa persona no cuenta con ese tiempo es mejor decir NO. Debes tener la fortaleza mental para filtrar y no trabajar con personas que sabes que no van a hacer lo necesario, pues al cabo de unos meses se van a ir de tu equipo.

Ahora, no seas de esas personas que sólo quieren firmar a alguien sólo para ganarse un bono de inicio rápido, un buen cierre de semana o una comisión. Si haces eso, eres una persona egoísta, pues demuestras que no te interesa si la otra persona va a ganar dinero o no, ni si a los tres meses esa persona abandona el negocio. No estás vendiendo una franquicia solamente, sino que, estás buscando alguien con quién trabajar. Si ves que la persona no califica se honesto y di que lamentablemente no cumple con los requisitos que estás buscando.

Si aun después de todo lo que te dicho quieres que firme, pues piénsalo un poco.

Ya en el próximo capítulo veremos cómo hacer tu presentación y cómo hacer el cierre de esta. Vas a ver que es muy distinto a como lo has hecho hasta ahora.

Hasta la próxima.