Saludos. Hoy veremos puntos claves que debes conocer al momento de dar la presentación de tu negocio multinivel. Es la continuación al tema de el tercer filtro a aplicar que vimos en el episodio pasado.

Ya sabes que debes hacer algunas preguntas para ver si tu prospecto está calificado y ver si vale la pena abrir tu carpeta y mostrar tu oportunidad de negocio.

Recuerda que esto es un negocio y debes comportarte como un empresario. Esto significa que aunque le estés presentando el negocio a un amigo(a) debes tener la postura de un empresario. Si el(ella) intenta bajarle el perfil a la reunión, debes decirle cosas como de que esa entrevista es obligatoria porque no puedes meter a cualquier persona. Eso te dará postura y seguridad. Pero recuerda cual debe ser tu actitud siempre. No confrontes y se amable en todo momento.

Ahora, si luego de hacer las preguntas y tu prospecto te dice que no dispone de 2 o 3 horas al día para trabajar quiero que recuerdes que este no es un negocio para hacer que la gente pierda dinero. Y con esto quiero decirte que debes ser lo suficientemente honesta para decir NO. Pues con menos de ese tiempo es imposible que esto funcione y es tu responsabilidad decirle que no va a funcionar. No perjudiques a la gente. Por eso el multinivel tiene tan mal nombre, porque la mayoría mete a cualquier persona sin importar si cumple o no con el perfil para hacer este negocio.

Si haces las preguntas correctas vas a ahorrar bastante tiempo, pues te vas a ahorrar horas y horas presentando tu negocio y que luego te digan “no tengo tiempo”, “no me gusta eso”, o cualquier otra respuesta que ya te sabes de memoria.

Debes hacerle saber a tu prospecto que no va a estar solo en esto, de que tienes un equipo que lo va ayudar. Esto es porque para muchos de ellos esto es completamente nuevo y no tienen experiencia.

Otro punto clave es quitarles el negocio de vez en cuando, es decir, hacerle saber que no vas a meter a cualquiera en tu negocio. En otras palabras, debes hablar con la realidad, ser sincero. Acá no se trata de ser amistoso y sonriente sólo para que la persona entre. Quítale el negocio un poco. Con eso conseguirás saber más en profundidad si tu prospecto califica o no.