Muy buenos días y bienvenidos al Podcast de marketing multinivel. Hoy tocamos ese tema de muchos cuando las cosas no van bien. Quiero abandonar, me rindo.
Es común sentirse frustrado a veces y querer abandonar. Yo mismo me he encontrado muchas veces en la misma situación, he querido abandonar y hacer algo más tradicional. Y es común, pero antes de que quieras hacerlo debo recordarte algunas cosas respecto a eso.

Es común en esto que, a veces, tu propia familia no te apoya en esto cuando ven que no estás generando ingresos en esta industria, y te dicen que abandones, que no funciona, que te lavaron el cerebro o que estafaron. Y es por eso que el peor enemigo que tienes cuando quieres emprender algo es tu círculo más cercano. Tu familia. Y ellos muchas veces lo hacen sencillamente porque o quieren verte sufrir, o porque piensan que la única forma de ganar dinero es trabajando para otros. No los culpes, tal vez ellos no conocen otra forma de ganarse la vida. Cuando una persona dice “el multinivel no sirve”, aunque no es cierto, es cierto para el cerebro de esa persona. Recuerda que para la mente humana es más fácil hacer lo que todos hacen en vez de emprender (escucha el podcast anterior “La mente mediocre”). Lo que debes hacer en esa situación es primero que todo, tener visión de túnel, es decir, mirar hacia adelante, tus metas y recordar el porqué de tu decisión. No te desanimes, júntate con gente que tenga tu misma visión, alguien que entienda lo que estás pasando, y pueda aconsejarte, motivarte, créeme, hace bien hablar con personas que entienden lo que es este camino. A mi muchas veces eso me ha servido. El hecho de que yo haga un podcast y tu lo escuches no me hace más o menos exitoso que tu, ni tampoco me hace inmune a desanimarme. Yo también tengo mis momentos y mis dificultades. A veces las cosas no van tan bien como quisiera y me frustro. Y ¿porqué te cuento esto? pues porque es normal a veces sentirse frustrado o abatido, y créeme, muchas veces me he sentido así y se lo duro que es. Así que, ¡ánimo!, y si necesitas desahogarte, recibir un consejo, lo que sea, escríbeme.

Algo importante que debes saber es que entrar a una compañía multinivel no lo es todo. Debes hacer muchas cosas luego de eso. Desarrollarte personalmente, potenciar tus competencias blandas, desarrollar tu liderazgo, aprender marketing y ventas, en fín, es toda una carrera. Lo mejor de todo es que conoces a gente realmente maravillosa en todo ese proceso y el ganar dinero se transforma en algo secundario (a pesar de ser la razón por la cual entraste). La mentalidad que desarrollas en todo el proceso es el pilar fundamental para vivir en abundancia, pues tener dinero y no ser próspero en todo sentido no tiene sentido. Pues hay mucha gente que desarrollan una gran riqueza pero viven su vida infelices, muchos terminan suicidándose, otros terminan en pleitos, etc., pero cuando eres próspero, el dinero pasa a ser una bendición en tu vida. Y toda esa mentalidad la vas desarrollando en tu carrera en el multinivel.

Pero lo más importante de todo, es que, además de todo el proceso, debes trabajar, y trabajar duro. Tener tu lista, llamar, invitar, prospectar, etc. Cuando yo digo que es un proceso de dos a cuatro años, me refiero a dos a cuatro años haciendo exáctamente eso. No basta con estar dentro de una compañía, capacitarse y pagar mensualmente tu re consumo. Las ganancias en dinero vienen del volumen de producto que muevas mes tras mes, es por eso que debes formar tu equipo de distribución y apalancarte en él. Por eso es tan importante que formes tu equipo, y para eso debes trabajar en todo lo anterior.

Pero recuerda porqué estás haciendo esto cuando quieras renunciar. Cuando quieras tirar la toalla. Probablemente mucha gente está esperando a que lo hagas. No les des el gusto. El temperamento y el carácter se forman en los momentos duros, el oro se purifica en el fuego, y si no pasas por ahí no vas a saber lo que se siente triunfar. No te rindas, pues si estás haciendo todo lo que acabo de decirte en este podcast y aun no ves resultados, vas por la dirección correcta. Sigue sembrando. Aunque no veas mucho todavía. Sigue trabajando duro. Recuerda que el Bambú tarda años en crecer, lo siembras y no ves crecimiento en mucho tiempo, y de pronto, comienza a crecer muchísimo de forma sorprendente. Así mismo sucede en los grandes emprendimientos. Recuerda que el momento más oscuro de una noche es justo antes de que comience a amanecer. Y no te digo esto sólo como palabras bonitas, te lo digo porque he estado ahí muchas veces y si tienes un propósito y un porqué grande para lo que estás haciendo no te des el lujo de abandonar cuando las cosas están a punto de mejorar. No abandones, no te rindas. Vas por la dirección correcta, estás en un negocio en que puedes escribir tu propia historia y la de los tuyos. A pesar de las críticas, de as burlas, y de los rechazos, recuerda que tu visión y tu porqué son los motores de tu camino. No permitas que las opiniones de otros ni la falta de resultados aun terminen con lo que un día con ilusión y esfuerzo comenzaste.

¡Ánimo!, ¡No te rindas!

Hasta la próxima.